viernes, 18 de mayo de 2012


EL ARBOL y YO

Cuando Dios las creo era para tener un significado en nuestras vidas...

1.     ÁRBOL: Daria su sombra a todos, para refrigerio y descanso al cansado y fatigado.                                YO: Somos llamados a llevar este refrigerio a las personas, donde ellas puedan encontrar descanso a través de nuestras palabras de ánimo y de poder...



2.     ÁRBOL: Daria su fruto a todos lo que tienen hambre.                                                                          YO: Somos llamado a dar fruto, "Ustedes no me escogieron a mí, sino que YO los escogí a ustedes, y los designé para que vayan y den fruto, y que su fruto permanezca; para que todo lo que pidan al Padre en Mi nombre se lo conceda, Juan 15:16... Cristo nos comparo un árbol fructífero.



3.     ÁRBOL: Daria su aire puro, ella procesaría el aire contaminado (CO2) y nos devolvería un aire puro y bueno para podernos VIVIR saludablemente (O2).                                                                                                   YO: Somos llamados a dar vida y no muerte a la gente. Cuando estamos en Cristo tenemos vida y cuando la gente se aproxima de nosotros, regamos vida en ellos. El mundo está muerto y sin esperanza y ya no tienen dónde buscar solución a sus problemas, por esto Cristo dijo: El ladrón solo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia, Juan 10:10.



4.     ÁRBOL: Crecería abundantemente; lo único que necesitaría era una tierra fértil para crecer.
De este mismo árbol muchas ramas crecerían y se extenderían para beneficio de todos...                    YO: Eres llamado a ser fértil, a producir gozo y alegría a los demás.


Podemos hacer diferentes comparaciones pero el único patrón de vida para nosotros es CRISTO y nuestra mirada debe de estar puesta en Él: Puesto los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios, Hebreos 12:2

                                                                                                          Pra. ELIZABETH DOS SANTOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario